Saltar al contenido

Regar el césped. Las mejores pautas de 2022

como cuidar y regar el césped

No es fácil mantener tu césped fresco y hermoso. La hierba necesita cuidados especiales para no morir.

Te damos las mejores pautas y consejos para regar adecuadamente el césped de tu jardín y lograr que esté más vivo que nunca.

¿Por qué regar el césped?

Para todas ellas personas que cuentan con una gran casa rodeada de zonas verdes, es un motivo de orgullo contar con jardines verdes y frondosos, convirtiendo este espacio en un lugar de relajación o apropiado para reuniones familiares.

Además de contribuir con el mantenimiento de un equilibrio ambiental (si se hace de manera adecuada), los jardines brindan importantes efectos psicológicos positivos a la personas que se encuentran en ellos.

Conseguir la mejor apariencia de un jardín puede ser más complejo de lo que se piensa.

El adecuado uso del riego es casi una ciencia. Es fácil realizar la función, pero aspectos como la cantidad de agua y la periodicidad con la que se debe hacer son factores que dependen de muchos otros, entre ellos los ambientales, climáticos y geográficos.

¿Qué problemas surgen de un riego inadecuado?

Sabemos que el agua es un elemento esencial para el mantenimiento del césped. Pero la cantidad inadecuada puede ir en detrimento de la vitalidad de la hierva.

Exceso de agua.

Un riego abundante modifica la estructura del suelo, lo endurece y lo compacta, dificulta el crecimiento de las raíces, impide el adecuado drenaje del agua e impide la correcta circulación del aire. Todos estos aspectos conllevan al césped a enfermar y morir por asfixia.

Otra de las consecuencias de tener un suelo con exceso de agua es que desplaza los nutrientes a zonas fuera del alcance de las raíces.

Como si fuera poco, también se crea el medio adecuado para proliferación de hongos y plagas para las plantas.

Falta de agua.

Cuando no se riega con la cantidad o frecuencia correcta y hay una falta considerable de agua, cambia el color del césped, se vuelve quebradizo y todas las marcas que se le hagan ya no se recuperan.

Además de lo anterior, se ralentiza el crecimiento.

Es bueno regar el césped.

Veamos un vídeo de Personal GARDEN Shopper en el que puedes repasar lo más importante para regar como un profesional.

¿Cuándo empezar a regar el césped?

Por lo general el agua que la lluvia proporciona al césped es la adecuada para conservarlo sano, sin embargo, hay situaciones especiales que implican que los propietarios de estos terrenos deban complementar el riego o en época de sequía lo deban hacer por completo para garantizar que este crezca de forma saludable.

Se considera que el momento propicio para regarlo es cuando el color de este se torna verde opaco y las pisadas se empiezan a marcar y a quedar visibles.

Mejor hora de regar el césped.

Las mejores horas para regar el césped están entre la 6 y las 10 de la mañana. Estos horarios para regar son el momento del día donde hay menos viento y menos sol, además queda el resto del día para que este se pueda secar naturalmente.

No es aconsejable regarlo entre la 11 de la mañana y las 3 de la tarde, ya que son las horas en las que hace más calor y el agua tiende a evaporarse rápido o a desplazarse por acción el viento. Así que, sí, es malo regar el césped con tanto sol.

Si no tuviste tiempo para hacer el riego en la mañana, entre las 4 y 7 de la tarde es el segundo intervalo de tiempo más propicio para hacerlo.

Tampoco es una hora ideal para regar durante la noche ya que se generan las condiciones necesarias para la proliferación de moho y hongos.

¿Cuánto y cómo se debe hacer el riego?

Todos los terrenos necesitan un tipo de riego diferente dependiendo de sus irregularidades.

En lugares donde la tierra es arenosa o existen pendientes se debe utilizar más agua que en terrenos arcillosos, compactos, sin depresiones y zonas con sombra.

Un riego profundo y espaciado aumenta la resistencia, un riego superficial lo debilita la hierva y la hace más expuesta a las enfermedades.

Un riego profundo en un suelo con las condiciones ideales puede equivaler a ± 20 mm cada vez que se riegue. Para determinar esta cantidad se deben colocar 3 recipientes iguales distribuidos por el terreno a diferentes distancias de los aspersores.

Calcula el tiempo que le toma a los aspersores llenar cada recipiente hasta los 20 mm, luego de tener el tiempo determine el promedio y ese será el tiempo adecuado de riego para su terreno.

Maneras de regar el césped.

Básicamente hay dos formas de regar el césped. Una manual y la otra automática.

Sistema de riego manual.

Para realizar este tipo de riego se hace uso de la manguera.

Las condiciones necesarias para utilizar esta herramienta es que el terreno a regar sea inferior a 100 m², que el lugar de ubicación sea poco caluroso y además se debe contar con el tiempo necesario para realizar regularmente la labor y sabiendo que este proceso no tendrá los mejores resultados ya que no es un tipo de riego uniforme.

Sistemas de riego automático.

regado de cesped

Estos sistemas son mucho más confiables y económicos, permiten tener un riego uniforme, sin mucho esfuerzo, sin gastar mucho tiempo y lo mejor de todo es que con un menor gasto de agua.

Elementos del riego automático.

Estos sistemas cuentas con varias partes que se pueden resumir a continuación:

  • Aspersores.
  • Difusores.
  • Electroválvulas.
  • Con programador.
  • Válvulas de control de flujo.

Conclusión

Aunque regar el césped parezca una tarea fácil, podemos observar que hacerlo de la forma correcta es algo que implica un poco más de didicación.

Conocer bien las condiciones del terreno y estar atentos a los cambios climáticos, entre otros aspectos, son una parte fundamental se conservar un terreno en óptimas condiciones.

Por otro lado los sistemas autónomos, aunque requieren una mayor inversión que una simple manguera, pueden ser mucho más eficientes y económicos durante su trabajo.